Korokati – SUPER MaA 3 / Hoja Oculta CC16

0
Posted noviembre 3, 2015 by in

 
Sello:
 

Ambos trabajos son un testimonio musical del actual estado de las cosas.

Rating

Valoración
 
 
 
 
 

4/ 5

by QA
Full Article

Korokati es uno de los múltiples proyectos de Roberto Casteleiro. Agitador incansable del underground gallego, sus diferentes iniciativas musicales configuran un sentido manifiesto, directo y sin metáforas complejas, de la oscura situación sociocultural que nos acecha. El arquitecto es, a la vez, el símbolo y  la amenaza que obsesiona a Korokati. Desde 2010 ya son cuatro los títulos que conceden todo el protagonismo a una siniestra figura que, en palabras de Casteleiro, “tiene que ver con una idea extraída de esas grandes distopías del siglo pasado: el arquitecto, el demiurgo, el controlador, el legislador, el altísimo, el que todo lo puede…”. Conceptos que sublima en “SUPER MaA 3″ (autoeditado, 2014), o lo que es lo mismo, Super Muerte al Arquitecto 3, cuarto trabajo con este ente como protagonista.

En lo musical, hay que aplaudir el buen gusto (y el riesgo) de Roberto Casteleiro para combinar vocoder, guitarra eléctrica y sintetizadores. La ligereza del synth-pop se equilibra, en todos los temas, con una aportación reflexiva e intelectual, sin llegar a resultar pedante. De lo que no cabe duda es de la riqueza cultural del artista. Casi se puede interpretar este trabajo como una declaración de intenciones: conocer el pasado (musical) es entender e interpretar el presente. La electrónica de los años noventa se combina con arreglos orquestales en “Soñadores Monetarios”. Un tema que remata con unos adornos de corte marcadamente épico, como imagen de ciudad transformada, o en proceso de cambio, por la vorágine revolucionaria.

El vocoder, ese objeto que puede ser más terrible que el napalm en según qué manos caiga, es el eje vertebrador de la música de Super MaA 3. En realidad, de toda la serie MaA. Sin embargo, aquí funciona. Primero, porque es una forma de remarcar el texto, muy importante, sin duda, para este proyecto y, segundo, por su elasticidad. Es decir, un discurso que transita coherentemente por más de treinta años de música, como se puede percibir en “Aún huelo todo lo que hago”.

Otros temas, como “La puerta excavadora”, transmiten, en una primera escucha, una mayor sencillez. Recogen el testigo del sonido electro de la pasada década y, por momentos, contienen ritmos pegadizos y bailables. No es de extrañar que Fantasma Accidental, estupendo programa de radio sobre la música subterránea gallega, haya escogido un fragmento de esta composición para su cabecera. Insistiendo en esa dualidad, levedad e intelecto, Casteleiro añade unas voces con planteamiento discursivo, de spoken word. Y es que el texto es esencial para completar su visión incendiaria del actual estado de las cosas. Super MaA 3 es una lamentación por las ciudades en estado de putrefacción, por los residuos humanos que estas generan como consecuencia de la modernización, por la invisibilización de los problemas. Alineado políticamente,por lo tanto, dentro del panorama gallego, junto a bandas como Sokram o Das Kapital.

Super MaA 3 es la banda sonora y también la construcción, como arquitecto de lo necesario, de las imágenes para una auténtica revolución ciudadana. Ahí está “Y si pasa un árbol” para atestiguarlo. Su instrumentación épica, sus progresiones y su desarrollo rítmico constituyen un bosque futurista de diferentes tonos, texturas y fragancias. Como una página de un cómic creado por Moebius.

Y si de construir paisajes sonoros se trata, nada mejor que Hoja Oculta CC16″ (autoeditado, 2015). Se trata de una selección de cinco temas que originalmente habían sido “compuestos para vídeos y otros encargos” y que Roberto Casteleiro ha decidido aislar de las imágenes que los acompañaban. El objetivo es cambiar el significado de las canciones. Parece dotar a este álbum con ciertas connotaciones psicopedagógicas, que “ayuden a la imaginación en tiempo real de los oyentes”. Y, del mismo modo, activa la iconografía individual de todo el que quiera escucharlo: para mí es la alienación en la unidad típica de producción, el paisaje urbano preapocalíptico, la melancolía en la que nos sume el aislacionismo habitacional.

Con un ritmo marmolítico arranca “No tengo ira”. A pesar de su dureza inicial aparentemente inquebrantable, ese comienzo se diluye en múltiples arreglos ambientales en donde resulta difícil concluir si homenajea, reinterpreta o parodia otro tiempo. Los teclados se llenan de matices: envolventes, minimalistas y delicados.

Se podría acusar de retro a Korokati en general y a este trabajo en particular, pero eso no sería correcto. Su revisionismo recurre tanto a la historia como al territorio. Así, “No tengo preocupación”, parece emular la B.S.O. de una incertidumbre (la que a cada uno le venga en gana, recordemos que esto es una configuración de imágenes) a base de construcciones atmósfericas, cercanas a eso que se dió en llamar techno sinfónico. Pero también hay algo del nerviosismo electro y, por momentos, se supone una aproximación a oriente. Música global, en definitiva. Música de su tiempo. Como Fatima Al Qadiri. Esa contemporaneidad continua en “Hago mis tareas con honestidad”, con sus batidas que parecen sacadas de un disco de Prodigy y sus posibles guiños a “Lush 3 -1″ de Orbital, que combinan con arreglos psicodélicos tan presentes (diría que excesivamente) en toda la música actual.

El tono relajado de “Por todo ser vivo” parece extraído de un informativo televisivo o de un insípido documental de baja audiencia. Y es, posiblemente, el tema más flojo de ambos álbumes. Ni las percusiones indefinidas e intermitentes, ni las variaciones de intensidad impiden que visualice a Ana Blanco, la casta presentadora del telediario de La 1.

Esta Hoja Oculta CC16 concluye con “Gracias”. Una composición minimalista con un desarrollo a base de capas que se entrelazan y transforman gracias a una riquísima gama cromática.

Con unas referencias, en ocasiones, demasiado evidentes, este buen trabajo parece que pierde ligeramente si no va acompañado de las imágenes originales. Sin embargo, hay que valorar muy positivamente el riesgo asumido en este proyecto.


About the Author

QA