Crónica: Das Kapital @ Sala Capitol

0
Posted septiembre 9, 2015 by in

Donde: Sala Capitol de Santiago de Compostela
 
Cuando: 4 de septiembre del 2015
 
Como: Sobre 250 personas/ media entrada
 
Fotos: Mercedes Pose
 
 

Crónica a cargo de QA con fotos de Mercedes Pose para despedir como se merece a Das Kapital, referente del rock en Galicia.

by QA
Full Article

Siempre pensé que el funeral por Das Kapital sería en un sitio más próximo a su ortodoxa militancia, como la Sala NASA, donde empezó todo hace ya 5 años, o en la Gentalha do Pichel, como principal sede del activismo cultural compostelano. Pero la previsión de una notable asistencia de público ante la despedida y los propios medios técnicos de los que dispone la Sala Capitol hicieron de ésta la mejor opción posible para enterrar al difunto.

Das Kapital 1

Previo al arranque del concierto, el ambiente entre el público -quizás menos multitudinario de lo esperado- era distendido, pero expectante. No era para menos: se despedía el mejor grupo gallego en lo que va de década. Y así, irónicamente, sin hacer ruido, dio comienzo el concierto con Marcos Paino haciendo rugir la fábrica, mientras unas 300 personas avanzaban aproximándose al escenario. El arranque fue oscuro, instrumental y capaz de configurar una atmósfera tan envolvente a base de subgraves y sonidos acerados que, para cuando entró en escena el resto del grupo, todos los presentes ya mantenían su atención fija en el escenario. Con toda la banda en acción concluyeron V, corte final de su último y mejor trabajo. Ya declarada la guerra “contra o actual estado da beleza”, a continuación, O Leo anuncia “a corrupción de toda luz”. Tocaban II.

Das Kapital 2

La primera parte del concierto estuvo centrada en su EP más reciente. O lo que es lo mismo, sonidos industriales caracterizados por su oscuridad, ritmos mecánicos y guitarras afiladas. Una lograda sensación, entre la angustia y el miedo, invadía la sala, gracias a la combinación de todas esas herramientas de la “furia estratéxica” con el spoken word. Concluía esta primera parte con I y con un Leo en estado de gracia. Su locución panfletaria, mientras citaba artículos de la Constitución del año I, generaba una tensión inaguantable que hizo estallar en forma de alarido atávico.

Das Kapital 5

Sin embargo, el público, atónito ante esa advertencia que acababa de lanzar Das Kapital por los tiempos oscuros que nos acechan, no tardó en reaccionar con aullidos ante las guitarras alarmadas que anunciaban Demoler. Era, sin duda, el punto pausado pero intenso necesario para marcar el clímax precedente. A partir de aquí el concierto entró en una dinámica que contrastaba ritmos machacones con unas ambientaciones tenebrosas que mostraban el dominio de la banda en cualquiera de sus facetas. De lo primero, impresionó la cota alcanzada en directo por Tumulto, que hizo vibrar a los asistentes con una imagen de conflicto de clases, de choque violento, gracias a la percusión acelerada y también a las cuerdas agresivas de David Ageitos y Doutor Chou. Mientras, O Leo gritaba “significa incendios”. También Manifesto dos enfermos llamó la atención dentro de esos temas más rápidos, y en definitiva de todo el repertorio escogido, por resultar más próximo a una darkwave más convencional, aunque matizado, claro, por obra y gracia de Einstürzende Neubaten. Sí. Fue posible bailar con Das Kapital. En cuanto a las ambientaciones tenebrosas, resultó impresionante la intensidad de Unidade en directo. La potencia sobrecogedora de un instante, el segundo que medió entre una voz de ultratumba y los sonidos cavernarios y las guitarras que, de repente, nos arrollaron.

Das Kapital 6

Fue entonces, empatando con esa canción, cuando llegó el hit. Y en toda regla. La gente que tomaba posiciones en la delantera de la sala cantaba y saltaba con Grecia. Das Kapital, en una brillante pirueta discursiva, se convertían en Capitol en los responsables del enaltecimiento de la estrategia del miedo para luchar contra el miedo. Una vigorosa interpretación para crear una “conciencia del peligro inminente”, como ellos mismos habían manifestado en una entrevista.

Das Kapital 8

Con una muestra acortada de Abismo, sin ese repaso en clave de rock fronterizo de Nos días do medo, finalizaba la sesión activista. Hubo tiempo para bises, pero ahorrándonos la cutrez de bajar del escenario. Para los temas que sonaron a continuación solicitaron la presencia de Daniel Salgado a los sintetizadores, sustancial aporte intelectual al proyecto. Sonó, ahora sí, Nos días do medo, tal vez la interpretación más floja de todo el repertorio. Un espejismo. Pronto recuperaron energías cuando le tocó el turno a Narcisismo, con O Leo mostrando toda su teatralidad, estableciendo una genial relación entre imagen y texto poético.

Das Kapital 9

El concierto llegaba a su fin. Los miembros de Das Kapital apenas posaron un minuto a modo de agradecimiento y despedida. Comenzó a sonar La Internacional acompañada del cántico desacompasado del público. Como suele empezar la revuelta.

Das Kapital 11

Su último trabajo y su directo ponen de manifiesto que Das Kapital expira en el mejor momento de su corta existencia ¿Por qué? Según parece porque no quieren insistir en la reproducción de su discurso. Al igual que Walter Benjamin, uno de sus referentes, que dejó escrito antes de morir que “en una situación sin salida, no tengo otra elección que la de terminar”.

Das Kapital 12

Lois Pereiro, Heinrich Müller, Peter Brötzmann, Bobby Seale, Mick Farren, Stereolab, Einsturzende Neübaten, Atari Teenage Riot, Os Resentidos, Nine Inch Nails, Programme, Radio Océano, Maximilien de Robespierre, Cut Hands, As sete mulheres do Minho, Scott Walker, Pier Paolo Pasolini, ¡presentes!

En la Tierra, 2015

Das Kapital SL


About the Author

QA