Sereas e Piratas 2012

0
Posted agosto 6, 2012 by in

Donde: Praia de Razo, Carballo (A Coruña)
 
Cuando: 20 y 21 de julio
 
Fotos: Oti Fernández
 
 

El festival de Razo se consolida como uno de los obligados de la comunidad.

by Hasidodivertido
Full Article

Después de la semana de reposo necesaria y sobrepuesta del anecdotario festivalero, tengo las fuerzas necesarias y las neuronas casi en su sitio para rememorar un fin de semana de música, insolaciones, carpa chill out, mucho Galician Bizarre y bocadillos de lomo.

Llegamos a Razo, esa localización inmejorable para un festival, debería ser obligatorio que todas las citas contasen con playa, lago, río o charco en su defecto; es algo que los asistentes agradecemos y valoramos. Acto seguido, desplegamos las quechuas en una zona de camping que a pesar de estar muy vigilada era algo reducida, un apartheid de festival, en el que  fauna de todo tipo convivió sin problemas sabiendo que era solo por dos días. Organización: ahí lo pudisteis hacer mucho mejor, nosotros lo sabemos y vosotros también. Vale, estaba al lado de los conciertos y la playa, pero no había una sola sombra, tres baños alejados y sin duchas, sabíais que íbamos usar las de la playa pero un poco más de mimos no vendrían mal.

Después de pasar un control más digno de un aeropuerto yankee, la seguridad mención aparte, nos dispusimos a deleitarnos con la primera jornada. Llegamos con las últimas canciones de Fantasmage (no vimos a Lobishome pero sé por buenos festivaleros que dieron uno de sus mejores conciertos), con su disco aún calentito, armados de guitarra y batería venían al más puro estilo No Age para hacernos botar, con nosotros lo consiguieron. Lo que hace que reflexionemos en cuantas bandas con cacharros por todas partes son incapaces de conseguir el sonido y el buen hacer de estos dos. “Fastasmage”, (Discos humeantes, 2012) en versión disco o en directo altamente recomendables.

Siguientes, Tora Tora Tora!, era la primera vez que los veía en directo y he de decir que me sorprendieron muy gratamente. Guitarras afiladas y distorsionadas. ‘Collin McRae‘ y ‘Gargamel‘ conquistaron nuestro corazoncito y saltamos poseídos por el noise. Consiguieron algo más de movimiento entre el público que hasta esos momentos ofreció pocas señales de estar con vida. Muchas ganas de escuchar su primer EP y verlos otra vez en directo en un entorno con más feedback.

Y apareció Joe Crepúsculo. Con muy buen humor empezó su recital. Porque este hombre da recitales de los buenos. Nos traslada al organillo Casio de toda la vida con maestría. También a la música tropical mezclada con el pop y electrónica. La verdad es que todo le queda bien. Y lo que en manos de otro no sería más que una horterada de las rancias, él lo transforma en ritmos sobradamente apetecibles. Presentando su último disco “El Caldero” (Mushroom Pillow, 2012) y con obras de arte coreadas a gritos como “La canción de tu vida” nos conquistó a los allí presentes y la entrega por primera vez en la noche fue mutua.

Cerraron la noche Micro Colectivo Oruga Machine, o lo que es lo mismo, dos componentes de Colectivo Oruga en versión DJ, reemplazando a La Débil. Electrónica experimental en el escenario.

Al final de los conciertos nos trasladamos a la carpa chill out reconvertida para los Djs. Esto es, cerrada a cal y canto; por si no fuera suficiente, la enrejaron al día siguiente, y con seguridad más digna de cualquier discoteca de extrarradio que de un festival; hasta el punto de registrar bolsos y requisar botellas de agua cuando ya se estaba dentro. Como siempre un poco de The Fakes para el fin de juerga. Nada sería igual sin “Sweet Child of Mine” antes de dar todo por concluido.

 

Pedrito Diablo y los calaveras hicieron lo suyo a la hora de la sesión vermut en la zona Sereas.
Aires surf y tex mex para acompañar a las tablas, mucho rock y descaro al grito de guerra de Mogambo. Siempre hay que tener en cuenta a estos señores tan bien vestidos. No fallan.

Me encantaría hablar de todas las actividades paralelas al festival, el vóley, surf, balonmano;
pero a lo que alcancé en ese aspecto fue a abrir el ojo de la siesta y ver a un montón de gente corriendo por la playa con tablas, balones y unas porterías muy bien ancladas.

A lo largo de la tarde también pasaron por el escenario de la zona Sereas, esta es la que también era chill out y se reconvertía para los Djs, los tres grupos ganadores del concurso de maquetas organizado por el festival, Bristol, My November y Misquious.

El sábado noche lo inauguraron Los árboles, el cupo local de este año. Se plantaron en el escenario con muchas ganas y sus incondicionales preparados. Rock pop melódico fácil de digerir.

Con Pastillas Mamut se cerraba la presencia de los Galician Bizarre 2012. Acarreamiento de votos convertidos en personas llegadas de Lugo fue lo que hicieron estos cinco, y gracias porque el público seguía sin dar mucho de sí. Mucha zapatilla y electrónica gamberra para hacer bailar al personal. Tan rápidos y seguros hacia el estribillo que no puedes sacar de la cabeza sin perder esas ansias punkarras. “Me abraso”, se ha confirmado como himno de lo joven y salvaje. A ver que nos trae la nueva maqueta.

Y llegó el momento Pony Bravo , desde que hace dos años dejaran al personal del Festival do Norte anonadado no han hecho más que reafirmarse y crecer en ese sonido psicodélico, kraut aderezado con sus raíces andaluzas sonaron en Razo con esta vez sí un público entregado. Se rotaron instrumentos e incluso dedicaron un tema a Teddy Bautista. Se hizo notar que ‘La Rave de Dios‘ era uno de los momentos más esperados del directo. Sonaron los primeros acordes religiosos y ya estábamos preparados para la dosis más esperada. Adelantaron material nuevo que escuchamos atentamente, ‘Mi DNI‘, huele a instant classic, no hay frase que tenga desperdicio. Apostaría que era la primera vez que la mayoría escuchaba el tema y ya coreábamos el estribillo ‘Yo camello, yo yo ‘. Fueron el concierto del festival.

Triángulo de amor bizarro, tenían el deber de cerrar. Puede que sea las veces que vi este directo, pero prácticamente me lo sé de memoria. No por eso le vamos quitar el mérito, que lo tienen, pero un poco de renovación no viene mal y di las gracias por que dejaran caer algún tema nuevo. Tocaron como ellos saben hacer, mucho ruido y distorsión. Zippo en estado de gracia, los hits dosificados y la parroquia con sonrisa en la cara, pero algo faltó o sobró en este concierto, no acabó de ser su noche.

Y más djs.

Hasta aquí el Sereas e Piratas. Siempre gusta saber que se apuesta por lo de casa como fue en esta ocasión el 80% del cartel. Demostrar que es factible y viable hacer un festival decente sin tener que recurrir a los artistas y grupos que siempre vemos en los carteles de cualquier rincón de la península es para felicitar. Así como la dinamización social a través de las diferentes actividades. Pero, siempre hay peros, tener una carpa con djs mientras están tocando los grupos justo pegada, la falta de backline o las incomodidades para los campistas, es algo a tener en cuenta. Esta genial que crezcáis y os mantengáis pero molabais más con las churrascadas y más campechanos. A mí me conquistasteis así.


About the Author

Hasidodivertido