Xoel López @ Teatro Principal

0
Posted julio 8, 2013 by in

Donde: Teatro Principal de Santiago
 
Cuando: 20 de junio del 2013
 
Como: Sold Out
 
Fotos: David Mosquera
 
 

Crónica del concierto que realizó Xoel López por la celebración del Día de la Música.

by Juan Regueira
Full Article

Era viernes y coincidiendo con el día de la música ,un numeroso grupo de personas se amontonaba a las puertas del Teatro Principal de Santiago de Compostela para poder presenciar el espectáculo acústico del coruñes Xoel López.

Sobre las 9 de la noche y con todas las localidades vendidas, salía al escenario Xoel para presentar al artista invitado, su amigo y compañero David Quinzan , que sería el encargado de realizar el prólogo de la velada y que aprovecharía para presentar algún corte de lo que va a ser su nuevo disco, producido por el propio Xoel López), que a finales del verano estará listo.

David comenzaba entonando “Historia de un rayo”, de su álbum “Cetáceos”, y con canciones como “El monte de Sampedro” iba preparando los oídos de los presentes para lo que iba a suceder después, con “Piezas del corazón” se despedía.

Era el turno de Xoel ,y sentado ante el piano empezaba con la canción “De tanto callar” de su álbum “Fin de un viaje infinito” de su anterior etapa como Deluxe. Una versión nada corriente de esta canción. Desde este momento quedaba claro que allí no solo se iba a presentar su último disco “Atlántico”.

A continuación comenzaron a sonar en su guitarra española los acordes de “Hombre de ninguna parte”, y como si de una señal se tratase, la gente respondió con palmas ante tal estímulo.

Le siguió “La gran montaña”, esta le sirvió de preámbulo para presentarse, agradeciendo al público su entrega desde el primer momento, y dando paso a la siguiente canción “Desafinando amor” de la cual haría una versión aprovechando sus conocimientos de fingerpicking, que como el cantante confesó, los había adquirido en la época de Lovely Luna , con su amigo Felix Arias.

Además de esta técnica, también manejó con el pie derecho un bombo, y con el izquierdo una pandereta durante todo el concierto, el cantautor parecía todo un hombre orquesta.

 

Luego vendrían temas como “Caballero”, ”Por el viejo barrio”, o “Joven poeta” que fue presentada como la típica canción que él cantaría en un bar, rodeado de marineros borrachos haciendo los coros, así que todo el público ejerciendo de marinos embriagados le acompañaron con los coros.

Después de esta parte, que le sirvió para presentar una porción de “Atlántico”, regreso a los temas del pasado con “Tendrás que hacerlo mejor” de su álbum “Reconstrucción”, con la que puso en uso su soporte de armónica y sorprendió a los presentes con una pequeña improvisación de la melodía clásica “Oh,Susanna” la cual arranco una sonrisa a los oyentes. A continuación temas como “El cielo” una de sus canciones más cortas, acompañado del ukelele “Reconstrucción”, “De vinos y espejos” tocada en el piano, o “Rostros de actriz”, hicieron rememorar las anteriores etapas con Deluxe.

Ulteriormente ,aparecía de nuevo David Quinzan para cantar con Xoel “De piedras y arena mojada” y “Un momento eterno”, la canción en la que ambos han trabajado codo con codo, para la cual Xoel compuso la música y David aportó las letras.

Ya en la etapa final el cantautor coruñés, cantaba “Postal de Nueva York”, una canción que no suele aparecer mucho en el setlist del artista, ”Quemas” y en un momento de pausa entre canción y canción, entonó a capela un fragmento de la canción de Hector Lavoe, ”Todo tiene su final” en forma de regalo para los presentes, iba de versiones la velada y con una botella de cerveza y su guitarra sonaron los acordes de un extracto, del celebre tema de Depeche Mode, “Personal jesus”.

A continuación, y como precedente al final sonaba “Tierra” y el cantante abandonaba el escenario para luego volver. El bis se compuso por “Buenos Aires”, una de la canciones más largas del vocalista, y “El amor valiente”que consiguió poner a una gran parte del público en pie y aplaudiendo el espectáculo.

Un espectáculo que fue alternando en todo momento canciones del pasado con el presente en un sintonía perfecta , y que a nadie dejó indiferente. Una de las mejores formas de celebrar el día de la música sin lugar a duda.


About the Author

Juan Regueira