Emilio José, desde Quins para el mundo.

0
Posted diciembre 29, 2015 by in Galicia

Foto: Tamara de la Fuente
 
Tipo: ,
 

Aprovechando el reciente estreno de “Agricultura Livre” (Foehn 2015), hacemos una pequeña retrospectiva de la actividad artística de uno de los músicos gallegos más peculiares y geniales: Emilio José.

by Manuel Novo
Full Article

A finales de agosto de este año el músico ourensano Emilio José volvía a la actualidad musical al estrenar una canción como adelanto de lo que iba a ser su segundo disco en solitario, continuación de su aclamado “Chorando Apréndese” (Fohen, 2009). Si la primera vez fue un doble CD, esta vez la entrega es triple, 52 canciones que demuestran  el caso caso omiso (una vez más) que Emilio presta a los cánones de la industria musical y a su consumo atropellado derivado de Internet. Así que aprovechando la publicación de este reciente “Agricultura Livre” (Foehn 2015), nunca está de más hacer un repaso a la carrera de un músico atípico, especial, huraño; con una fuerte personalidad y un áurea de visionario que le han acompañado desde sus inicios.

Todo comenzaba alrededor del verano del año 2000 en una pequeña aldea del municipio de Melón (Ourense) atravesada por N120, cuyo nombre es Quins.  Quizás pudo ocurrir  que durante ese verano en Quins el ruido de los coches y camiones de la N120 se diluyese en favor de las melodías de 3 muchachos de entre 18 y 19 años llamados Álvaro Lorenzo (guitarra y programaciones), Emilio José González Pérez (piano, bajo, percusiones y programaciones) Belén Rodríguez Martínez (voz, melódica y programaciones). O pudo que esto simplemente no pasase y el tráfico automovilístico siguiese tan impertinente como siempre. Lo que sí ocurrió fue que Álvaro, Emilio y Belén se juntaron musicalmente bajo el nombre de Apeiron para hacer canciones, y, sobretodo,  pasarlo bien. Resulta que eso de hacer canciones no se les va dando mal del todo y sin buscarlo quizás demasiado, vuelve a ser verano y tienen una maqueta hecha totalmente casera. En septiembre mandan la maqueta a nada más y nada menos que Rockdeluxe y ésta cae en manos de Pablo G. Polite, colaborador por aquel entonces en dicho medio y reciente socio fundador de Foehn Records. Finalmente el sello barcelonés los ficha y al año siguiente editan su primer y último disco hasta la fecha, Todo sigue intacto (Foehn, 2002), con la ayuda de David Crespo de Balago.

apeiron nice

 

En las once canciones que conforman este disco encontramos cajas de nesquik y botes de nocilla llenos de arroz convertidos en percusiones, samples de radio que desequilibran dulcemente el carácter pop de los acompañamientos musicales y, en general, multitud de detalles casi imperceptibles a primera escucha. Todas estas soluciones sonoras muestran un universo propio, atípico, donde las canciones se dejan llevar exclusivamente por la propia auto-complacencia de sus tres compositores y por sus devociones personales.

Canciones como “Alfa”, encargada de abrir el disco, plasma la efectividad de esas percusiones caseras, que junto con el piano y  la voz de Belén conducen el tema hasta una bonita coda instrumental.  En “Las palabra sin tejado” los samples adquieren protagonismo, creando una tensión que se acaba difuminando por medio de ese estribillo con la melódica y la voz de Belén: “no le gusta improvisar sobre fondos neutros”.

Lo cierto es que siempre se ha tachado de hierática la voz de Belén a lo largo de todo el disco, pero en mi opinión dicha voz aporta mucho más. Por momentos es melancolía e inocente como en la propia Las palabras sin tejado o en “Sin desayunar voy de hueco de ascensor en hueco de ascensor”; dulce y bondadosa en temas como en “Sa lisière” o también aportando un cierto tono nostálgico y sosegado como en “Alfa” o “Zia”, que se contrapone a su inquietante y ruidosa obertura. En cuanto a las letras,  en un principio parecen mostrarse bastante etéreas, surrealistas, e incluso absurdas, sin un mensaje claro. Pero bajo este caos aparente sobresale el amor/desamor como tema principal, aunque expresado siempre sin recurrir a los mecanismos y metáforas más habituales.

“Y mientras no consiga contactar contigosolo me gustaría poder abrazarte, eso es lo que nos mantiene vivos; hablar en cualquier sitio, hablar de cine, cosas, besarte… y si lo permitiera el terrible alboroto de las calles sin vigilancia, por la noche, soñar contigo”.  (”Sin desayunar voy…”)

  “Despacio, más despacio, quiero aterrizar sin hacerme daño / está muy lejos tu corazón y muy cerca el espacio”. (“Ex”)

 “Talones flotando en bolsas de celofán, se mueven muy despacio, parece que vayan a estallar / a cámara lenta, esas piernas duelen más”. (“Crépitattion”)

Entre sus similitudes e influencias se suelen citar a los grupos del sello alemán Morr, característicos por mezclar la música electrónica con elementos más cercanos a la música pop o al hip-hop, pero Apeiron ha ido más allá con su música, distanciándose de cualquier parecido musical meramente sólido. Y es que “Todo sigue intacto” se erige aún en nuestros días como una hermosa anomalía en el indie patrio, donde  su carácter primerizo, esquivo,  artesanal, sin prestar atención a modas;  sitúa al trío de Quins como un verdadero grupo de culto.

Tras la publicación del disco hicieron unos pocos conciertos, para luego, esfumarse. Y tras ello el rumor de que su segundo disco estaba ya en camino se repitió durante varios años. De hecho, en una conversación entre Javier Becerra de Retroalimentación  y Álvaro, éste último aseguraba que ese segundo disco ya estaba terminado y que saldría en breves. Pero finalmente no fue así, aunque algunos todavía no perdemos la esperanza de esa segunda venida. Desde entonces la actividad musical de Apeiron se ramificó en varios proyectos personales, iniciando el despegue post-Apeiron en 2006 con Pescando Em Copacabana, agrupación liderada por Álvaro (Alvarinho) a la guitarra y donde participa su primo Emilio José (Emiliâo) en los teclados junto a Raúl Martínez (Raulâo) en las percusiones.

pescandola

 

Con un sólo trabajo publicado hasta la fecha, un EP de cinco cortes titulado “Samba, futebol, alegría” (Foehn, 2007), dejan claro su propuesta sonora. En él, la bossa nova más clásica de artistas como João Gilberto, la MPB de Elis Regina, el tropicalismo de Caetano Veloso  y la samba de Gilberto Gil se dan la mano, en pequeñas dosis, para reflejar pasiones e intereses tan mundanos y gratificantes como pueden ser la pesca, el fútbol o la propia samba. También tienen cabida homenajes más personales, como a Andreu Buenafuente en el corte que abre el disco, “Como ía dizindo”, que junto a “Noite em Copacabana” consolidan la parte sonora más cercana a la MPB y la bossa nova.

El otro homenaje con nombre propio recae en “Ronaldinho”, canción dedicada al astro del fútbol brasileño y que además fue la encargada de iniciar este proyecto; donde el influjo de la samba cobra protagonismo al igual que en “Deixa para lá”. Por último se concluye con  “La samba de Rio”,  ya mucho más enraizada en un sonido pop, pero que para nada desentona en este trabajo. Sin mucho más pretensiones como grupo, el disco supone un homenaje general para nada impostado a la cultura brasileña, a la cual Emilio y Álvaro están fuertemente arraigados e influenciados.

Tras “Samba, futebol, alegría” (Foehn, 2007), Pescando Em Copacabana, al igual que Apeiron, quedaba en stand by, pasándole el turno a Emilio José. Entre finales de julio y mediados de agosto de 2008, como precedente a su debut discográfico, realizó una gira rural de conciertos titulada “¡Amigos de España!”donde, sin más acompañamiento que una mochila y una guitarra, recorrió diversos pueblos menos de doscientos habitantes de Extremadura, Andalucía, Castilla la Mancha y Aragón.

imilio

 

Aunque realmente el estreno en solitario de Emilio José ya había tomado forma por medio de algunos temas y EP’s colgados en su myspace es en 2009 cuando se publicaba su debut oficial, “Chorando Apréndese” (Fohen, 2009), nada más y nada menos que 22 canciones repartidas en un doble CD.  Grabado entre su casa y la de su primo Álvaro, Emilio José crea un mosaico sonoro en donde las canciones rompen con su estructura habitual por medio de la avalancha de samples, referencias, influencias y una ecléctica mezcla estilos  para formar un conjunto único y genial, bañado por la sonoridad que aporta el uso del  MIDI y la grabación casera. En cuanto a las letras, esta vez por fin en gallego, el amor/desamor que imperaba en su etapa Apeiron vuelve a destacar, aunque copando ese protagonismo junto a la  inferioridad con la que son tratados numerosos núcleos rurales por parte de las grandes urbes.

En el primer CD destacan temas como “Atlantic city”, en referencia a Vigo y su relación de inferioridad con Ourense, en donde el piano y el juego de voces conducen lentamente hasta una serie de samples entre los que destaca un recitado del poeta Ezra Pound. Temas como Ourense continúan plasmando ese rencor hacia los núcleos urbanos consolidados como centros neurálgicos de todo tipo de actividades, de los cuales no formaría parte. Esta vez ese rencor se manifiesta a través de varias referencias al mundo del jazz, sin ir más lejos con los samples de dos grandes pianistas como son Thelonious Monk y Earl Hines, y esa entonación hip-hop tan bien llevada que tiene por momentos.

“Ti queres transformarme en ser rural [illado e parvo / lastrado por Keynes] pero son ser humano…“ (“Atlantic City”)

“John Coltrane nas Burgas veu e foise todo o que dixo foi “que basura: esta é una provincia case tan grande coma Madrid e veñen de Madrid a decidir.” “ (“Ourense”)

En Vodka nos encontramos con la participación de Belén Apeiron, que junto a la voz de Emilio nos narran en primera persona la ruptura de una relación y todos los reproches que esto puede conllevar. El teclado y los diferentes arreglos conducen magníficamente este diálogo (des)amoroso, que remata con el más que apropiado sample de la canción My Love, Forgive Me del cantante Trini López. Samba de Inés sigue un planteamiento bastante similar, volviendo a aparecer la voz de Belén, aunque esta vez en tercera persona, para relatarnos el amor en vano hacía una bella y complicada mujer del sur de Cascais. Instrumentalmente podemos relacionarlo vagamente con lo hecho junto a su primo Álvaro en Samba, futebol, alegría (Foehn, 2007), aunque prevaleciendo el substrato pop, que se va acrecentando a medida que avanza el tema.

“Logo virás aquí, ¡ay non!, para falar de ti. Ensimismada no alcol, e, home non, chorando por min. ¿Que dis, que dis? ¿Non ves que ti es peor? Eu só me apartei para poder vivir; non sabes que bo é non terte arredor: podo ir alí, podo ir alá, “Bailei co meu amor”, “ñeñeñeñeñe”. Pero esa non son eu, porque eu agora son feliz.” (“Vodka”)

“Touriño estafoume, Quintana home claro, Feijóo ¡por Dios! E penso cada día e cada noite que se sinte sendo o presidente de todas e todos as galegas e os galegos e traballando arreo só para o establishment, para os xornais, para Madrid, un político loitando para gañarse o pan”.  Con estas palabras arremete Emilio José contra nuestros políticos en “Wifi no Casal”, en una avalancha de nombres, denunciando una gestión que sólo viene a favorecer a los núcleos de verdadero poder, como Madrid, del mismo modo que antes planteaba el mismo conflicto con Ourense y Vigo. Instrumentalmente destaca la transición entre el clímax instrumental que se consigue gracias al teclado con la serie de reproches en entonación rap y con base jazzística que concluyen  con un dulce sample de Maurice Ravel con el sonido de la lluvia de fondo. Realmente hermoso.

Ya en el segundo CD, menos extenso en canciones, destacan cortes como “Febreiro”, en donde el ensamblado de samples junto a la preciosa voz de Emilio y esos arreglos tan poperos la convierten sin duda en uno de los puntos álgidos y extraños del disco. La verdad es que creo que la manera en la que usa los samples a lo largo de todo el disco es soberbia, permitiendo que las canciones adquieran una cantidad de matices y cambios de dirección dignas de un genio. Otros de los temas más interesantes son “Rio Grande do Sul” u “Ola!” En el primero se hace patente de nuevo ese influjo de la cultura brasileña, en donde el sample a Elis Regina le aporta un sosiego acorde con la letra, sin duda de las más tristes y desamorosas del disco. En “Ola!”  vuelve a colaborar Belén, creando junto a Emilio un divertido y más que factible diálogo de reciente ruptura amorosa, todo ello aderezado con esos suaves y adictivos arreglos tan presentes en el disco en general de los que el propio Brian Eno disfrutaría.

– Escóitame, por favor, escóitame: deixa que che expli…

– Xa me explicaches.

–… Pero é…

– Xa me explicaches.

–… Creo que mañá é festivo, podemos…

– Xa me explicaches.

Si 2009 fue un año musicalmente ajetreado para Emilio José, 2010 no iba a ser menos. Tocaba mostrar cómo se comportaban las canciones de  “Chorando Apréndese” en vivo,  aunque el propio Emilio haya reconocido que no es nada amigo del directo.  Muchos de estos conciertos tuvieron lugar en un formato trío con guitarra acústica, percusionista/xilofononista y con Emilio al bajo, guitarra y voz. En estas presentaciones en vivo quizás lo que más guste o más llame la atención es el carácter bromista, cercano y natural de Emilio. Lo que no le impide para nada tocar en lugares de cierto nivel o prestigio, como en el Primavera Sound de 2010, el cual por cierto inauguró.

Pero también hubo tiempo en este año para nueva música, y que mejor que hacerlo en un formato tan primerizo, peculiar y casi extinto como el cilindro fonográfico.  Así, de la mano del sello gallego SOSOaudio, Emilio José entregaba Ipanema 6:20 (SOSOaudio, 2010), con un único corte de título homónimo en una edición limitada de 27 unidades a 100 euros cada una, casi nada. Se trata de un tema probablemente más asequible a primera escucha que la gran mayoría de cortes de “Chorando Apréndese”, con esa ya habitual referencia a los sonidos del país amazónico y una voz que se muestra camuflada gracias al uso del vocoder.

La cosa no acababa ahí, ya que a finales de ese año volvía a estrenar formato y sello con un 7” a través de Discos Garibaldi titulado “A Amizade” (Garibaldi, 2010). En él vuelven a brillar los arreglos para mostrar su vertiente pop, con esa voz tan característica que le aporta un toque sosegado y tranquilo. Un homenaje a la amistad en toda regla.

Por último en este 2010 Emilio participó en los estupendos recopilatorios del Club Fonogramas, Fonogramáticos Vol.10 “Nosotros Los Rockers” en donde Emilio lleva hasta  su terreno pop el merengue-techno de los mexicanos Capullo con su versión de  “Merequeteke”. Este tema a su vez forma parte del recopilatorio de rarezas, versiones alternativas y descartes que el propio Emilio publicó a través de Foehn. Entre estas canciones destacan la versión de Los Planetas de su “8” o la divertida e imaginativa “Adeus, Feijóo”, la cual parece que no fue entendida en el concurso musical A polo Ghit, de donde fue eliminada.

Este recopilatorio, publicado en 2012, fue precedido un año antes por el single “Febreiro extras”, también disponible para descarga en la web de Foehn. En él nos encontramos dos nuevas versiones de dicha canción junto a un par de fotos y la letra escrita de puño y letra por el propio Emilio.

canción en ruinas

 

Para concluir, qué mejor que hacerlo sabiendo que hay más de 50 canciones nuevas de Emilio José en su “Agricultura Livre” esperando a ser escuchadas hasta hartarse y que en 2016 seguro que presentará alguna de estas canciones junto a otras más viejas en directo.  Así que ahora queda lo mejor, disfrutar de su música.


About the Author

Manuel Novo