FIV Vilalba 2012

0
Posted mayo 2, 2012 by in

Donde: Vilalba, Lugo
 
Cuando: 30 y 31 de marzo
 
Como: De fiesta, claro.
 
Fotos: Javier Rosa
 
 

Música, color rosa y queixo San simón

by Hasidodivertido
Full Article

Se abrió la veda de los festivales. El pasado día 30 el FIV volvía a teñir a Vilalba de rosa. Lo que comenzó siendo un guateque en la plaza del puebl,o este año se consolidó en su quinta edición como uno de los must en el calendario festivalero gallego.

Fue un festival de pérdidas de virginidad, por primera vez duraba dos días y por primera vez había que pagar entrada, (al precio popular de 10€). Cumplió, llenó la carpa, el camping, los pubs del pueblo, los bares y hasta se vieron conciertos decentes. Aunque como siempre ocurre se acaba perdiendo ese rollo tan de andar por casa de anteriores ediciones que siempre era un extra, el coste del progreso. Con Estrella Galicia como principal patrocinador, el concello de Vilalba y el precio de las entradas, se calcula que se llegaron a unos 100.000€ de presupuesto.

El viernes las colas para canjear las pulseras eran ya bastantes considerables, lo que ¿sorpresa?, hizo que el polideportivo y la carpa habilitada para el camping, se llenaran a media tarde del viernes… Error de principiante que se solventó consiguiendo una leira a escasos metros, (pros del rural).

Coincidió ese mismo fin de semana con el concurso de tapas de Queixo de San Simón, y si, fue la causa de no escuchar de Grises más que los ecos del grupo guipúzcoano, que abrieron el festival. Otra vez será.

A los Cat People llegamos a medio concierto ya comidos y preparados, (un punto muy a favor de la organización que dejara llevar bebida dentro del recinto). Los de Vigo cada día se defienden y suenan mejor. Desde el Vigo Transforma del año pasado donde presentaban su “Love Battle”, ganaron la confianza que da rodar y tocar en directo, pero sigo echando en falta algo más de garra tanto en los discos como en los directos. Cumplieron dejando el terreno abonado para los cabeza de cartel.

Y si llegó el turno de Corizonas, con algo de retraso por problemas técnicos. Los estábamos esperando, el buen hacer, esa unión de olas y desierto que tantas alegrías deja en sus directos. Pueden o no gustar, pero es de ley reconocer que son uno de los mejores directos de la península (un contrabajo y una trompeta encima del escenario siempre ayudan). Desde “Dos bandas y un destino” al trabajo que publicaron conjuntamente “The news today” fueron sonando temas propios y versiones: “Hotel Room”, “Hey, hey, hey”, “Shiralee” o la versión de Black SabbathSuperaunt”. Sobra decir que se nos hizo corto.

Del polvo del desierto a la mayor tienda de chucherías del mundo. Delafé y las flores azules, amados por unos odiados por otros, el exceso de dulce no deja indiferente a nadie. Es uno de esos grupos que sin quererlo los ves en todos los festivales y algo de cariño les vas cogiendo. Salieron más desangelados que de costumbre y el sonido dejaba bastante que desear, aunque quien diga que no movió los pies, o se sonrió en algún momento, miente. “Esto no se para”, “Ciudadanos de un lugar llamado mundo” y “1984” nos hicieron sudar azúcar y sí, cantamos con ellos. Para eso se va de festival, ¿no?

Cerró lo noche David Van Bylen. El dj, también miembro del grupo cántabro Estereotypo , le dio a la gente lo que quería, remezclas de hits indies y todos felices.

La carpa abría sus puertas el sábado con sold out y Miss Cafeina, a los que deseamos toda la suerte del mundo pero que no vimos,(seguimos con la ruta de las tapas), presentaban su ultimo trabajo “Imposibilidad del fenómeno”. Según fuentes fiables mucho fan femenino en primeras filas y mejor nos sentaron las tapas.

 

Siguió El columpio asesino, (nunca entiendo los horarios que le dan para tocar, véase Caldas), ver a su batería llevar las riendas del concierto sigo siendo todo un espectáculo para mi. El concierto giró alrededor de “Diamantes” pero hubo terreno para los tres trabajos. Abrieron con “Floto”, reivindicaron a los Pixies con un cover de “Vamos”. Afilados y perturbadores como siempre, firmaron lo que para mí fue el concierto de la noche. Con “On the floor”, (ejemplo de cómo una versión puede ser mejor que la original) y “Toro” echaron el resto. No se puede pedir más y después de saber que acababan de llegar de tierras mexicanas. Quedaba el festival sobradamente amortizado.

Sidonie, el grupo más votado para actuar en el FIV, reventó la carpa de gente, aunque no podemos decir lo mismo de su actuación a pesar de tener a unos fans entregados que se lo perdonaban todo. “Fluido García” lo último de la banda ocupó la mayor parte de la playlist. Atrás quedaron los tiempos de Sidonie rayando la psicodelia y apostando por algo diferente en el panorama. Pero una vez más el público se rindió a los catalanes,en el llenazo del festival. Con bosques e incendios. Majetes sí, pero cumplieron sin más.

Los conciertos se cerraron con Fuel Fandango, otro de esos grupos que el boca a boca está moviendo más allá de otros medios de promoción. Electrónica, flamenco, pop, soul… toda una mezcolanza aderezada con abanicos y claveles (todo esto en inglés). Son solo dos, pero van bastante sobrados. La primera vez que lo veía en directo y decir que no me dejaron indiferente. La voz de la cantante y su presencia en el escenario ya son de por si méritos justificados. Pusieron al personal a bailar, que es de lo que se trataba a esas horas, “Shiny Soul” o “Talking” alcanzaron el objetivo y todos contentos, aunque el sonido una vez más deslucía el tablado.

Y con Eme Dj se acabó el FIV, (igual que la edición anterior), y empezó la Semana Santa con el domingo de ramos. Los trajes nuevos dejaron sitio a hits indies y música electrónica. Comenzó la penitencia, unos a las tiendas, otros a los pubs o a cantar con los Fakes. Si Fraga levantara la cabeza…


About the Author

Hasidodivertido