En directo: Primavera Sound 2011(II)

1
Posted junio 3, 2011 by Toñocornibot in Crónicas de Conciertos

Pulp - Primavera Sound 2011


Crónica jueves 26 de Mayo aquí.
El viernes comenzó tranquilo en el Forum, la organización decidió montar un dispositivo por el cual aquel que lo quisiese podía solicitar la devolución del crédito que previamente había cargado en la tarjeta del festival, y se continúo aceptando el pago en efectivo en las barras que poblaban el recinto. Por otro lado, el boca a boca acerca del concierto de Sufjan del día anterior había corrido como la espuma, y a primeras horas de la tarde ya había cientos de personas haciendo cola para pillar buen sitio en el concierto del estadounidense en el Auditori.
Ya dentro del Forum, el primer concierto que pudimos ver fue el de Julian Lynch en el Pitchfork, un artista tremendamente intimista en sus discos, pero que sorprendió con un set orgánico y contundente con formación clásica de dos guitarras, bajo y batería. Pasada la sorpresa inicial, el concierto me fue atrapando poco a poco y terminó por todo lo alto.

Tennis

Un acercamiento tangencial hasta el Ray-Ban para ver a The Monochrome Set nos hizo caminar lejos. A los problemas técnicos un tanto inesperados se sumaban un cierto grado de oxidación y un pasotismo que no convencieron. Sin embargo, el paseo valió la pena porque terminó en el ATP viendo a Tennis, que ofrecieron, sorpresivamente, un directo sólido de mucha clase. Lo-fi muy bien hecho.

M Ward

De M. Ward se podían esperar varias versiones de set y concierto y se decantó por una vertiente de rock compacto de banda, dejando de lado su faceta más country. A destacar las versiones, incluida una de Daniel Johnston. A la misma hora, y en el escenario Pitchfork, James Blake, uno de los hypes de la temporada, demostró que el directo en absoluto se le queda grande, y acompañado de un batería y un guitarra ofreció un alucinante concierto con un sonido realmente apabullante cargado de ultragraves. Piel de gallina tema tras tema, con un jovencito James cantando de manera impecable la gran mayoría de canciones de su disco homónimo y deleitándonos con una muy bailable “Klavierwerke“, incluída en uno de sus primeros EP’s.

James Blake

Otra de las buenas sorpresas de la tarde la marcó la personal actuación de Pere Ubu repasando su mítico “The Modern Dance“, además de algunos singles de su primera época. Admirable la capacidad del abuelo Thomas para hacer una fantástica interpretación vocal a pesar de no poder articular diez palabras seguidas en los descansos. Genio y figura. La banda ejecutó con contundencia y David mantuvo la actuación a la altura del clásico. Requetebién.

The National

Paralelamente, en el escenario Llevant sufrimos una de las mayores decepciones del festival con el esperado concierto de The National. Un concierto lastrado por el peor sonido de todo el festival y en el cual destacó la numerosa presencia de muchos temas (hasta 6) de su disco “Boxer”, como una irreprochable “Slow Slow” e incluso alguno (3) del “Alligator”. Por supuesto, cayeron todos los hits de su último disco “High Violet”, incluyendo la presencia de Sufjan Stevens a los coros en “Afraid of Everyone” y una preciosa “Terrible Love”.

Belle & Sebastian

Con la última luz del día Belle & Sebastian entregaron su setlist en el San Miguel alrededor de la figura movediza de Stuart Murdoch, uno de esos personajes sobre los que no puedes evitar decantarte. El primer lleno del escenario principal el viernes y el feeling del concierto confirmaron que el público se decantó claramente a favor. La banda escocesa fue desgranando una combinación de temas de primera hornada junto con canciones actuales mientras el espectáculo extramusical crecía y crecía hasta terminar en una visita estándar de Murdoch al público, con subida de “espontáneos” bailarines al escenario, entrega de medallas incluida. Buen show que quizá algunos de sus grandes temas no necesitaran, pero hizo aun así las delicias del personal (con raras excepciones).

Twin shadow

Mientras tanto, en el escenario Pitchfork ofrecía el que sin duda fue uno de los grandes conciertos del festival. El estadounidense de origen dominicano George Lewis Jr nos obsequió con su proyecto Twin Shadow un verdadero recital cargado de intensidad y entrega. Su sensacional poderío vocal y los sintes saturados de reverb de su teclista resultaban en una deliciosa mezcla impregnada de aroma ochentero. Una maravilla de concierto en la que presentaron dos temas nuevos y que cerraron con “Castles in the snow” y “Forget”, probablemente sus dos mejores canciones.
Tras bajar de la nube, en el mismo escenario comenzó el set de Ford & Lopatin (antes conocidos como Games), proyecto del dronero Daniel Lopatin (de Oneohtrix Point Never) y de Joel Ford (Tiger City). El concierto (por llamarlo de alguna manera) consistió en unas representaciones difusas de temas de su recién estrenado album de debut “Channel Pressure” y de alguno de sus EP’s, pero cuyas progresiones demasiado lentas, salvo en contadas excepciones, no terminaban de llegar a ningún sitio.
En esa misma franja horaria, Shellac acudieron a su cita anual en el ATP que sigue manteniendo una cuadrilla de fieles más que aceptable a pesar de su coincidencia con pesos pesados del cartel como Deerhunter, Explosions in the Sky o el inminente comienzo de Pulp. A sus ya míticas interpretaciones/performance de temas como “Squirrel Song” y “The End of Radio” se sumaron algunas composiciones que previsiblemente estarán en su nuevo álbum, del que por cierto, no dijeron ni palabra. Van para récord de participación.

Pulp

Las prisas generales y la inquietud en las caras de la gente hacían presagiar un lleno absoluto (desconocemos si llegó al nivel de histórico) en el Escenario San Miguel para presenciar el rito de la reunión de los de Sheffield en un festival que lleva su mayor single por himno y bandera. El de Pulp fue un setlist orbitante alrededor de su más aclamado “Different Class“, tocado con clase e intensidad y gobernado por un omnipresente Jarvis Cocker que, para envidia de algún que otro espectador bastante más joven que él, flota por el escenario como una mariposa, muerde como una serpiente y canta como los ángeles. Fue un concierto creciente en intensidad con alguna que otra incursión en la parafernalia como la cámara portátil de Cocker que utilizó para retratar una petición de matrimonio en plena primera fila. Y luego, el momento de comunión general con su “Common People” más common people que nunca, y en el que se intuye alguna que otra lágrima y abrazo comunal en la zona VIP entre los organizadores. También hubo mención a los indignados de Plaza Catalunya (el segundo gran tema tangencial al festival, después del fútbol) y a la sala Razzmatazz, que puso la guinda en un bis final para recordar. Concierto memorable del que podéis ver una muestra en este vídeo:

Para terminar la noche, bajamos al escenario Rayban para intentar revivir el enorme concierto que Battles había ofrecido en ese mismo escenario en el año 2007; pero con algo de escepticismo, ya que el abandono de Tyondai Braxton y un segundo disco bastante menos impactante que el anterior hacía que albergara serias dudas acerca de mi posible disfrute. Afortunadamente, mis miedos eran infundados, y aunque el concierto no llegó al nivel de hace cuatro años, fue más que correcto y una verdadera gozada a esas horas de la noche. Y eso que no hicieron ni la más mínima concesión a su primer disco “Mirrored”, ciñéndose exclusivamente a temas de su nuevo disco “Gloss Drop”, pero poco a poco el concierto fue ganando en intensidad terminando con una brutal “Futura”, que eclipsó por completo a “Sundome” el único bis que hizo el grupo (y uno de los escasísimos que se vieron en el festival).
Fotos por Xavier Valiño (ver album completo aquí)


About the Author

Toñocornibot


  • Anónimo

    AUTHOR: faneca
    Que envidia me da al ver ese video del directo de Pulp.