Lori Meyers – Cronolánea

Posted marzo 18, 2008 by Desconcierto in Uncategorized

Lori Meyers - CronoláneaUniversal Music, 2008

Texto: Dr. Chou


“Cronolánea” no es un disco directo, inmediato. No es un disco fácil, a pesar de las siempre teóricas presiones de firmar tu primer disco con una multinacional. Y eso, teniendo en cuenta los precedentes de Lori Meyers, ya resulta sorprendente. Se han tomado dos años y medio de descanso, aunque el disco lleva grabado ya alrededor de cuatro meses, pero han conseguido que no se filtrara absolutamente ni un detalle, como si del grupo más seguido del globo se tratase. Y aunque las medidas pueden tildarse de exageradas, lo cierto es que los granadinos han conseguido que se les espere como agua de mayo, como la promesa sub-21 del indie patrio.
Y no es de extrañar, tanto “Viaje de Estudios” como “Hostal Pimodan” merecen que se les trate con respeto y como abanderados de un relevo generacional de los grupos nacidos en los 90. Son la cabeza visible de aquellos que todavía cuentan por veintena su edad, el buque insignia.
Todo esto, como sabemos, se te puede volver en contra, y que la gente espere tanto de tí te obliga a hacer un gran disco, o a armarte de paciencia para escuchar que estás acabado, que la fórmula se agota, que lo que podías hacer ya lo has hecho y que no cabe esperar gran cosa de tí en el futuro.
Pues bien, Lori Meyers ha sabido leer su situación, ha sabido que si lanzaba otro trabajo que recordase a gente como Los Brincos, Los Ángeles o Módulos de forma tan extrema como “Hostal Pimodan”, dejarían de hacer gracia. “Cronolánea” es un disco en el que se nota tremendamente la mano en la producción de Ken Brooker (Wilco, entre otros), y si bien no reniega del sonido guía del grupo, sí parece que coquetea con un estilo mucho más americano. A poco que se fije uno, en seguida saldrán referencias a gente como Sufjan Stevens, o, sobre todo, sus adorados The Flaming Lips.
Que nadie se asuste ni espere cambios tan radicales como los que quizás esté dando a entender. El hilo conductor de su música no cambia en exceso, no hay huídas hacia delante, pero sí se nota la evolución necesaria para que un grupo que promete tanto al principio de su carrera, no termine por convertirse en una caricatura de sí mismo.
“Cronolánea” no tiene hits inmediatos, como los clásicos “Viaje de estudios”, “Ham’a’cuckoo” o “Dilema”, pero sí canciones más completas y un sonido más elaborado, que alcanza un nivel altísimo, seguramente mejor que sus predecesores. Buena muestra son “Luciérnagas y mariposas”, “Intromisión” que abre el disco al estilo de Sufjan, o “Transiberiano”, con giro final incluído al estilo Arcade Fire.
En mayo visitan Galicia, y por entonces lo que hoy no son himnos, ya lo serán, como la propia “Luciérnagas y mariposas” con su in crescendo, o sobre todo “Alta fidelidad” que apesta a canción que cerrará conciertos mientras la gente salta.
Lori Meyers no ha firmado su mejor disco, pero sí la obra que los hace mayores, y amenazan con tener una carrera muy larga.


About the Author

Desconcierto