En directo: Festival Metamovida

0
Posted septiembre 12, 2011 by Toñocornibot in Crónicas de Conciertos

Festival Metamovida


Si el que escribe no fuera admirador ni tuviera el privilegio de conocer a tres de las cuatro bandas implicadas, y si no supiera que los promotores llevan ya sus años programando algunas de las más interesantes mandangas en el sur de Galicia, creo que se llevaría una más que grata sorpresa al comprobar que esta propuesta independiente (de la verdadera independencia, apártense seguidores de los cuarenta principales de serie B que tanto se estilan últimamente) puede funcionar y funciona, y da pie a un futuro de lo más rico en nuestra comunidad. El Festival Metamovida movilizó, sorprendió y convenció a propios y extraños y trajo un discurso nuevo para un panorama musical underground que ya florece como el tojo en primavera.
Comenzó la noche con aguacero y cierto retraso (desconozco el símil taurino) para la aparición de Cró como banda local invitada. Su rock oscuro y progresivo con tintes jazzísticos – siempre he querido utilizar esta palabra – ejecutado a las mil maravillas pero lleno de sobresaltos fue el perfecto arranque a medios tiempos que una noche tan lluviosa exigía. Tocaron poco tiempo pero dieron cancha a varios de sus temas nuevos que van sentando las bases para un nuevo trabajo de estudio que algunos empezamos a pedir a gritos. Con su formación ya asentada y grandes planes a la vuelta de la esquina, les espera un futuro rampante. Y sus seguidores brindaremos con ellos, claro está.

Les siguieron los gaditanos Glazz, que venían como la apuesta del festival por el cariz más técnico de la música experimental. Precedidos por la aparición en múltiples festivales para nada cercanos (hasta el lejano Japón han llegado), entregaron lo que se presuponía: un fantásticamente ejecutado set pero relativamente frío, sobre todo comparado con lo que aún estaba por llegar. Este humilde cronista tiene poco aguante en lo que a tecnicismos se refiere y no disfrutó todo lo disfrutable. Cosas del directo. Para el consenso: no fallaron una nota.

De Betunizer poco puedo contar que no suene a forro de carpeta de fan desmedido de instituto. Lo suyo es una maquinaria engrasada al servicio del ritmo y la armonía. Una buena monodosis de dulce de grúa, máquinas tractoras llenas de poesía.

Los valencianos tocaron un set con alto porcentaje de los temas que integrarán su segundo trabajo, la continuación de su maravilloso “Quien nace para morir ahorcado nunca morirá ahogado” (Bcore, 2010, hace nada), que, por lo visto, se llamará “Boogalizer” y, por lo oído, será algo más del trópico y menos germánico que el anterior, conservando intacta su mezcla de hardcore de raza y tronío con su maravillosa capacidad de movilizar al personal.

Por supuesto, dejaron un margen para algunos de sus clásicos que, con bis incluido, compusieron el concierto perfecto. Sólo unos meses después de su última visita a Galicia, un porrón de temas nuevos y una ejecución cada vez más salvajemente impoluta. Como diría Van Gaal, no es preciso decir nada más.

Y si bien el listón puesto por Betunizer era difícil de alcanzar, si alguien se podía permitir el lujo de intentarlo eran los dementes barceloneses de Zá! Pocas formaciones en este sacro país pueden convertir un problema técnico con los monitores en una improvisación, y era sólo el comienzo.

Ellos no han dejado de crecer desde la última visita a terreno galaico, pasando por eventos a lo largo y ancho del país, el continente y más allá. Presentando su aclamado “Megaflow” (Acuarela, 2011), su directo es una densa amalgama de capas y capas de batería, guitarra, voces y cientos de efectos. Gozaron e hicieron gozar al respetable, y el concierto incluyó algunos de sus temas más representativos, también de su anterior “Macumba o Muerte” (Acuarela, 2009). Son figuras y no decepcionaron.

Para rematar el festival, los dos últimos grupos se subieron al escenario para una improvisación que puso la guinda a una noche que, con mayor o menor grado de sorpresa, dejó un sabor de boca inmejorable, y un olor a futuro más que intenso. Desde aquí se anima ya al personal para contar con el Festival Metamovida del año que viene. Y muchos más.

Acreditaciones:
Fotos – Natasha Lelenco
Vídeos – Magnetova


About the Author

Toñocornibot