Lori Meyers 9/5/08

Posted mayo 15, 2008 by Desconcierto in Crónicas de Conciertos

Lori Meyers
Texto y fotos: Dr. Chou
Sala Capitol, Santiago de Compostela
9 de mayo de 2008


Hace un par de años, en la gira de Hostal Pimodan, me acerqué al concierto que daban Lori Meyers en la Sala Capitol de Compostela. Era la primera vez que los veía en directo, y a pesar de su juventud y todavía corto repertorio, recuerdo la frialdad en el ambiente del inicio del concierto y los dos metros de distancia entre escenario y primer gruppie, aplausos y largos silencios entre canción y canción; y su final, en el que no había visto reacciones así con ningún otro grupo español exceptuando a Los Planetas. Los de Granada me convencieron de que a partir de ese momento, ellos llevaban las riendas en el panorama estatal.
Reunían todos los requisitos: juventud (lo que ayuda a que la efervescencia hormonal femenina te eche una mano), una calidad incuestionable, juegos de voces al estilo Beach Boys, melodías pegadizas, y ese puntito comercial que hace que un grupo indie no se cierre a un mercado minoritario y no pueda salir de ahí jamás.

lori-meyers-1

Con Cronolánea había algunas dudas. Se les cuestiona falta de frescura con respecto a los trabajos anteriores, pero, como ya comentara en la crítica del disco, creo que un pequeño giro era necesario. Primero, para no llegar a convertirte en parodia de ti mismo, y segundo porque madurar siempre ayuda a no ser grupo de quinceañeras, que podrá hacer gracia en un momento, pero no te da de comer.
Abrieron el concierto con una grabación del tema que también estrena el disco, como era de esperar, Intromisión, y los elementos grabados (alguna pequeña base aparte) se acabaron en ese mismo momento. Creo que es justo agradecerles que la banda aumente en dos componentes (que tocan teclado, tercera guitarra y percusiones) durante los directos, y que no recurran al truco fácil de traérselo todo grabado y repartir el caché entre cuatro.

lori-meyers-2

El set list no tuvo grandes sorpresas, y si la gira pretendía presentar su tercer disco, fue lo que hizo. Tocaron los trece temas sin dejar uno en el tintero, y a grandes rasgos, el directo confirma que se trata de un trabajo que mejora mucho con las escuchas (teoría tan manida últimamente) y, sobre todo, como en ellos es habitual, con un directo muy compacto, probablemente no al alcance de muchos, si acaso J y compañía en días de motivación. Alejandro aprovechó uno de esos momentos que Cronolánea le regala como vocalista principal en El secreto mejor guardado para dedicársela a su madre, que estaba en el patio, móvil en mano, llamando a la familia. De paso preguntó por lo que el destino le había deparado a la S.D. Compostela, como grandes admiradores del fútbol que son, y recordaron tiempos casi tan lejanos como aquellos dejando un pequeño detalle en forma de coros de Barrio Sésamo al final de Funcionará.
Brillaron con luz propia Cúmulo de propósitos, Un mundo por delante, Copa para dos (“por qué todo es tan difícil con lo fácil que es? Vs. Si está bien, si es tan fácil, por qué duele así por dentro?”) o Transiberiano.

lori-meyers-3

Entre tanto se aseguraron el definitivo favor del público al hacerle un guiño al idioma local presentando “vagalumes e bolboretas” en boca de Alejandro, y en el estribillo cantado de Noni.
Los momentos para el recuerdo llegaron con El aprendiz, La caza, y dejaron las tracas para el final, como era de esperar, si es que en algún momento bajaron la guardia.
En ese final se sucedieron sin descanso Ham’a’cuckoo, Luces de neón y Alta fidelidad (mostrando que son los hits que la banda ha escogido) y un Viaje de Estudios, que cerró el segundo y definitivo (a pesar de la insistencia del público) bis.

lori-meyers-4

Acostumbro a hacer ese tipo de afirmaciones categóricas que un día se te vuelven en contra, y alguien, habitualmente con una cerveza en la mano, se encarga de recordarte, siempre que te hayas equivocado, claro. Ahí va otra: dentro de no mucho, Lori Meyers serán el grupo español de música alternativa que más gentre arrastrará a sus conciertos (sólo hay que dejar que a los que les llevan 10-15 años les llegue el momento de la retirada). Echádmelo en cara si me equivoco.


About the Author

Desconcierto