Dolores – Disco póstumo

0
Posted diciembre 15, 2011 by Ivy in Discos

Dolores_Disco_Postumo_CD_[Portada].jpg


Encontrar un billete en el suelo una mañana lluviosa, o ese calcetín extraviado hace un mes en la colada, conseguir por fin que el vecino deje de ocupar la mitad de tu plaza de aparcamiento… son esas pequeñas cosas que ocurren sin esperarlo y te dejan en la cara un buen rato, una sonrisa de idiotez que no puedes explicar… ni ganas que tienes. Esa es la sensación que recorre el cuerpo cuando se escucha “Disco póstumo” (Origami Records, 2011) por primera vez. Como encontrar agua en un desierto.
En tiempos de escasez en cuanto a inventiva o a experimentación se refiere dentro de la industria nacional, el hallazgo de este disco no puede menos que resultar alentador y refrescante.
Se presentaron a través de su bandcamp, con un EP de cuatro temas (que han conservado en el largo) y su single de debut ‘Cortafuegos’, va directo al lóbulo frontal. Un acierto que sea el corte de apertura, porque sin duda te deja a su merced. O les amas o les odias, la indiferencia no es una opción.
Sin apenas promoción, más que internet y el boca-oreja, su primer concierto en Madrid fue un éxito de público, algo que ni ellos esperaban. Sabedores del riesgo de resultar un blufff, como a veces ocurre con bandas prometedoras que se desinflan con el paso al LP, los seis cortes que completan este disco son pequeñas joyas, trabajadas y mimadas con esmero, que dotan de una coherencia brutal al conjunto: el extremo en las voces de ‘Temblor’, la luminosidad contenida que acaba por desbordarse en ‘Cocodrilos de marfil’, la inmediatez de ‘KDR’…
Lejos de pretenciosidades que no llevan a ningún sitio, los chicos de Dolores nos brindan diez temas con tintes noise, dream-pop, shoegaze, algo de kraut y post-punk sin complejos, que no precisan más que de ellos mismos para hacerse valer. Guitarras poderosas, bajos distorsionados y baterías contundentes nos transportan hacia ambientes densos, brumosos… iluminados con maestría por la personal voz de Teresa Cobo, que con o sin reverb, con o sin coros… funciona de igual modo. Pluriempleada tocando los teclados y el theremin, autora de las letras y el arte gráfico de la banda, la gallega infunde carisma a todo el proyecto, que completan Juan Rodríguez (bajo y voz), Pablo Costa (batería) y Tahiche Guillem (guitarra y voz).
Navegando en esas aguas oscuras, las comparaciones surgen sin más: que si Parálisis Permanente, que si The Cure, Joy Division, My Bloody Valentine…. Sin embargo, diría que parecerse, se parecen más bien poco. ¿Influencias? Si claro, todos han escuchado mucha música y la llevan en su equipaje …pero de ahí al copy-paste hay un largo trecho. Ellos mismos se confiesan seguidores de Sonic Youth, Cave, Pixies, M83, Einstürzende Neubauten, Zola Jesus… así que el listón está muy alto.
En el peor de los casos, estamos probablemente, ante uno de los mejores discos y debuts del año. En el mejor, ante un grandísimo grupo que esperamos nos de muchas alegrías de aquí en adelante. Dolores de parto, con final feliz.
Ellos son los que se pondrán los límites. Personalidad y ganas les sobran.
El álbum “Disco póstumo” (Origami Records, 2011) en su integridad:

Y el single de presentación:

Dolores – Cortafuegos

About the Author

Ivy